Los zumos no son recomendables

Los zumos no son recomendables

Muchas son las personas que piensas que  los zumos de frutas  son saludables y beneficiosos ya que  están hechos con frutas, por lo que creen que hacen bien dándoselos a los niños,  para desayunar, para tomar en el parque o porque no ha comido demasiado, ” así come algo de fruta”.

Pero  lo cierto es que no, los zumos no son recomendables, no le estas dando fruta, ni se trata de un producto saludable, la gran mayoría de zumos están hechos a base de agua con zumo concentrado con mucha azúcar, además de conservantes, colorantes, y saborizantes. Así que  esto debe quedarte muy claro, el zumo no sustituye una ración de fruta, ni  tampoco lo hace el zumo casero.

En un vaso de zumo de naranja natural podemos encontrar hasta 20 gr de azúcar simple

El azúcar de la frutas es saludable porque al ir acompañado de buena cantidad de fibra  su absorción es gradual, si quitamos este componente, que es lo que se suele ocurrir al hacer zumo, ya que generalmente desechamos la pulpa, lugar donde se encuentran los nutrientes y la fibra.  nos cargamos el equilibrio y el azúcar contenido en el zumo provoca una hiperglucemia . Además al tomar fruta por ejemplo naranja, solemos tomar una pieza, por lo contrario, si hacemos zumo de naranja casero mínimos  necesitaremos 3 naranjas (donde podemos llegar a encontrar hasta 20 gr de azúcar simple), lo que triplica la cantidad de azúcar que tomamos en comparación con comernos la pieza de  fruta entera.  Además, al no tener que masticar, el zumo lo tomamos con mucha mas rapidez, lo que hace que  el azúcar sea absorbido  más rápido y llegue antes al torrente sanguíneo.

No se puede considerar una ración de zumo de frutas equivalente a una ración de fruta

Frutas
 GREP-AEDN (Grupo de Revisión y Posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas Nutricionistas) ya publicó en 2006 un documento al respecto que concluye que no se puede considerar una ración de zumo de frutas equivalente a una ración de fruta por los siguientes cinco motivos:

1. Tendencia al aumento en el consumo de zumos de fruta, junto con la tendencia a una disminución en el consumo de fruta fresca;

2. Menor contenido de fibra de los zumos de fruta respecto de las frutas, lo cual resulta relevante si se tiene en cuenta la baja ingesta de fibra por parte de la población española;

3. Posible relación entre consumo de zumos de fruta y sobrepeso-obesidad;

4. Relación existente entre los azúcares de los zumos de fruta y el riesgo de caries dental;

5. Relación entre un alto consumo de zumos de fruta en niños y su estado de salud

Los zumos industriales,  cuanto más lejos mejor

Los zumos industriales suponen un enorme aporte de azúcares, sobre todo los de frutas tropicales. La mayoría de estos zumos  llevan azúcares refinados añadidos, algunas marcas llegan  a los 27 gr de azucares simples, una cantidad exagerada. Además, los zumos industriales tienen conservantes, colorantes y saborizantes. Además,  aunque los zumos venga embotellados, pierden gran parte de sus nutrientes.

No es una bebida aconsejable y mucho menos para los niños.:

12 Consejos:

  • El jugo no debe introducirse en la dieta de los bebés antes de los 12 meses de edad, a menos que esté clínicamente indicado. La ingesta de zumo debe limitarse a, como máximo, 100 ml/día [es decir, como máximo medio vaso estándar al día] en niños de 1 a 3 años de edad, y de 100 a 200 ml/día [es decir, como máximo entre medio vaso y un vaso estándar al día] para niños de 4 a 6 años de edad. Para los niños de 7 a 18 años de edad, la ingesta de zumo debe limitarse a 240 ml al día [es decir, como máximo un vaso y cuarto estándar al día].

  • A los niños pequeños no se les debe dar jugo de botellas o vasos cubiertos fácilmente transportables:  que les permitan consumir jugo fácilmente durante el día. A los niños pequeños no se les debe dar jugo a la hora de acostarse.

  •  Los niños deben ser animados a comer fruta entera para satisfacer su ingesta diaria recomendada de frutas [unas tres raciones al día, aunque siempre sin obligarles a comer] y deben ser educados con respecto al beneficio de la ingesta de fibra [al ingerirla junto a la fruta entera] y con respecto al tiempo más largo que requiere consumir las mismas kilocalorías cuando se consumen en forma de fruta entera en comparación a consumirlas en forma de zumo de fruta.

  • Las familias deben  saber que  los lactantes tienen sus necesidades cubiertas con leche materna o en su defecto leche de fórmula.Y con agua o con leche desnatada o baja en grasa en el resto de niños

  •  El consumo de zumos no pasteurizado debe ser fuertemente desalentado en lactantes, niños y adolescentes [esta recomendación, basada en el riesgo de que existan patógenos como Escherichia coli, no se aplica al zumo recién exprimido en casa, sino a zumos comerciales no pasteurizados no recién exprimidos].

  •  Debe evitarse el consumo de zumo de pomelo por parte de cualquier niño que tome medicamentos que sean metabolizados por CYP3A4 [ver explicación detallada en el documento de la AAP].

  •  En la evaluación de los niños con malnutrición (sobrenutrición y desnutrición), la cantidad de zumo a consumir debe ser determinada por el pediatra

Documento publicado por el Comité de Nutrición de la Academia Americana de Pediatría :

  • En la evaluación de los niños con diarrea crónica, flatulencia excesiva, dolor abdominal y distensión abdominal, el pediatra debe determinar la cantidad de jugo que se consume.

  •  En la evaluación del riesgo de la caries dental, los pediatrasdeben discutir rutinariamente la relación entre el zumo de fruta y la caries dental y determinar la cantidad y la manera en que se consumen los zumos.

  • Los pediatras  deben discutir rutinariamente el uso del zumo de fruta y de las bebidas de fruta y deben educar a los niños más mayores, a adolescentes, así como a sus padres, sobre las diferencias existentes entre los dos.

  • Los pediatras deben abogar por una reducción en la presencia de zumos de frutas en las dietas de los niños pequeños y por la eliminación del zumo de fruta en niños que presenten una ganancia de peso anormal (escasa o excesiva).
  • Los pediatras  deben apoyar las políticas que busquen reducir el consumo de zumo de frutas y promover el consumo de fruta entera por bebés y niños pequeños (por ejemplo, en guarderías o en centros preescolares) que ya están expuestos a zumos, incluyendo a través del Programa “Special Supplemental Nutrition Program for Women, Infants, and Children (WIC)” [es un programa de nutrición de Estados Unidos]

Conclusión:  Debemos evitar los zumos, naturales o embotellados y consumir la pieza de fruta entera. En el caso de consumir zumo, mejor casero y en situaciones excepcionales.

 

Fuentes: álvaro Vargas, Julio Basulto,

https://pediatrics.aappublications.org/content/139/6/e20170967

https://cadenaser.com/programa/2017/05/22/ser_consumidor/1495463603_416336.html

https://www.dimequecomes.com/2012/03/zumos-igual-que-comer-fruta.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *